• Humanos de Costa Rica

Utilicemos Nuestra Zona de Influencia para Dar


El COVID - 19 se nos impone como la gran interrogante. La humanidad vive la época más convulsa de los últimos 100 años, y en el siglo de la información ni siquiera podemos confiar en mucha de la información que recibimos…

Las palabras solidaridad, resiliencia y vulnerabilidad han salido de las páginas del diccionario y se presentan vigorosas en el vocabulario actual; en ocasiones bien utilizadas y en muchas ocasiones muy mal aplicadas.

En estos dos meses hemos aprendido muchas cosas: que hay algo que nos afecta a todos, que muchos están en situación de necesidad, que muchos quieren ayudar, y que no podemos ayudar a todos. Estoy seguro que este tipo de pensamientos ha pasado por la cabeza de muchos de nosotros, y posiblemente esos mismos pensamientos nos han dejado sin dormir más de una vez en las últimas semanas…

".. que muchos están en situación de necesidad, que muchos quieren ayudar, y que no podemos ayudar a todos"

Brincando de preocupación en preocupación llegué a la conclusión que debía ocuparme de causar respuestas simples, prácticas y oportunas, que me ayudaran a encontrar balance, como mecanismo para alejarme del problema y así aproximarme a mi solución interior. Recordé a un autor que, en su esfuerzo por dotarnos de estructura para intentar ser mejores -o al menos más eficientes-, hablaba de la zona de influencia, y decidí utilizar el concepto para simplificar una situación que se me presentaba tremendamente compleja: brindar auxilio, ser solidario y ayudar a influir positivamente en otros en un momento tan complejo como el actual.

"brindar auxilio, ser solidario y ayudar a influir positivamente en otros en un momento tan complejo como el actual"

Si cada uno de nosotros identifica dentro de su zona de influencia a las personas más vulnerables, personas que además conocemos y a las que les podemos hablar claro -para dar ayuda oportuna- lograríamos cambiar la realidad de muchos. Si todos hiciéramos lo mismo lograríamos alcanzar a muchas más personas. De una manera simple y cauta podríamos impactar en la vida de muchos, haciendo lo que se debe hacer. No podemos pretender tener respuesta para todo, pero sí deberíamos tener la capacidad de ayudar, al menos a aquellos que se ubican dentro de nuestra zona de influencia.

"...lograríamos cambiar la realidad de muchos"

Dar es satisfacer una necesidad ajena. Estos son tiempos de dar, hagámoslo sin consideraciones y sin duda, sin cuestionamientos ni reservas. Ampliemos nuestras zonas de influencia y lleguemos a aquellos que más lo necesitan.

Llevemos en la cajuela de nuestro auto arroz, frijoles, pasta, cosas básicas que nos ayuden a ayudar. Les aseguro que la vida nos pondrá en el camino buenos motivos para dejar esas cosas de camino, y llevar paz a aquellos que lo necesitan. Si me preguntan, nunca antes en mi vida había tenido la necesidad de llevar un diario en la cajuela de mi auto. Hoy lo hago, y veo la vida con otra perspectiva, veo con más sensibilidad el mundo que me rodea. La gente que antes me resultaba invisible, hoy salta a mi vista y el corazón simplemente me sirve de guía para llegar a aquellos en necesidad.


14 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica