• Humanos de Costa Rica

Una Guerrera que Inspira


Desde que tengo uso de memoria la he visto estar ocupada, siempre haciendo algo productivo y eso es algo natural cuando sos una persona joven o adulta mayor y con todas tus capacidades, pero no es usual que una persona a los 95 años este constantemente iniciando proyectos.  Cuando yo era muy pequeña tuvo una participación en el programa de televisión “Teleclub” con doña Inés Sánchez de Revuelta, ahí estuvo a cargo de la parte culinaria por 4 años, de lunes a viernes y nunca repitió una receta, más de una vez la acompañé al programa vestida de campesina o de alguna otra cosa. 

Desde que yo recuerdo hacía queques de pastillaje de bodas de tres y más pisos, con flores de azúcar hechas a mano, la viejita del Zapato, Blanca Nieves y los 7 enanos, etc.


Me sentaba a verla por horas y aprendí a hacer las rosas; recuerdo que una vez en el kínder “Martiza” que quedaba detrás de la Escuela Metálica, me llevaron con la directora y me puse a llorar pues yo no había hecho nada, y efectivamente no había hecho nada malo pero la niña ( teacher) se sorprendió que una pequeñita de Kinder hubiera hecho una rosa de plasticina, igual a las que hacia mi mamá en los queques de pastillaje. 

Luego tuvo una floristeria en el Centro Comercial de Guadalupe, ahí me pasaba gran parte de mis vacaciones aprendiendo a hacer arreglos florales. 

Tambien tuvo una cerámica en la casa y hacia lámparas caladas en la cerámica fresca y flores de barro, siempre dándole su toque muy personal. Gracias a esta nueva afición de mi madre, hice más de un regalo, jarras pintadas como caricaturas para mis amigos y cuñado, vajillas completas para hacer algún viaje o darme alguno que otro gusto. 

Otro proyecto que tuvo con el padre Solano y otras parejas, fue el de “VOZ AMIGA” donde todos los viernes durante muchos años mami y papi, prestaban su oído detrás de un teléfono de forma anónima, para escuchar a gente desesperada que buscaba ayuda, consejo o simplemente ser escuchada. Recuerdo que llegaban ya muy tarde en la noche y muchas veces de madrugada. 

Su vida transcurrió siempre entre nuevos proyectos, nos metimos a clases de pintura en pastel, con Jim Theologos, ella siempre pintando rosas, orquídeas y yo haciendo lo mío. Pero admirada de su deseo siempre de aprender cosas nuevas. Aunque tengo una afinidad y habilidad para el arte; esta parte la heredé de ambos, papi y mami. 

Al cumplir sus ochenta y cinco años, le regalamos una computadora, pues se metió a AGECO a aprender computación, aunque ya había trabajado en “Matilde” la computadora de la UCR en tiempos de su juventud, según nos contó mi hermano, esta vez, su proyecto fue dejarnos a hijas, nueras, nietas y ahijadas un legado de sus recetas.


Se sentó en esa computadora en junio y para diciembre nos regaló un CD quemado por ella con SOLO 500 recetas, como no eran muchas para el año siguiente nos regaló otro con el doble. 

Ya habiendo quedado viuda, en ese mismo año, se dedicó más tiempo a dar clases en Guatil y la Pradera, ambos lugares fundados por el Opus Dei, para entrenar a personas sencillas en ser Profesionales del Hogar, para prepararlas para trabajar en Embajadas, hotelería y casas de alto nivel, enseñándoles etiqueta, a balancear menús, hacer arreglos florales, repostería, limpieza profesional del recinto y como quitar apropiadamente las manchas.


Mami se encargó por años en la parte de cocina, repostería y pastillaje. Este programa también había sido dirigido a personas de bajos recursos para lograr algún emprendimiento entre la gente de sus alrededores, como una forma de proyección social. 

Para cuando se retiró de este proyecto ya rondaba los 90 años o cerquita. Habiendo capacitado a muchísimas personas y dejando un legado con sus libros, moldes y recetas. 

Entre los ochenta y noventa años, decidió hacer para diciembre regalos hecho por ella y nos hacía cada año un tarro de galletas surtidas, conforme la familia crecía los tarros de galletas también.


Se añadieron nuevos: el Padre Solano, el regalito para la consuegra, las hermanitas, la suegra de mi sobrina, la señora que siempre le trae un regalito, el padre que viene a confesarla, para la fiesta de Navidad donde mis primos y hasta que llegó a ser no sé cuantos miles de galletas. Alguna vez la oí decir que 5,000, ( no se si era una expresión que utilizaba mi abuela Mencha para decir muchas). Empezaba a congelar galletas desde noviembre. Y las cocinaba cerca de la fiesta de navidad. jajajaja  

Ahora con 95 años recién cumplidos, no se deja abatir después de una quebradura en el codo, una en el hombro, dos de cadera y una fractura en la pelvis. Tiene ya más de un año y medio, de no caminar por si sola, aunque sigue tenaz con sus ejercicios para fortalecerse y lograr colaborar con su servidora. 

Hace poco más de 2 semanas después de una prolongada estadía de su hermanita de 92 años en el hospital y que le restringieran su alimentación y le quitaran todos los condimentos, decidió tener un nuevo proyecto, “HACER UNA HUERTA ORGÁNICA” para condimentar la comida de ambas.


Mi hermana de alcahueta le trajo una estructura, con unas plantas, mi hermano un almacigo y tierra abonada, mi sobrino unas semillas de su finca y yo le lleve unas matitas para aumentar su huerta. Desde entonces dice se siente productiva y útil y no deja de pensar y trabajar en su huerta.  

Como no admirar a esta mujer incansable, tenaz, guerrera que no deja de sorprendernos con su buena actitud y su fe inquebrantable. Sabe que pronto se va a ir con su amado Ricardo, pero mientras Dios me deje aquí voy a seguir haciendo cosas, me dijo. La Amo y la admiro infinitamente. Te amo mami


8 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica