• Humanos de Costa Rica

Soy Daniela


"Soy Daniela, bióloga tropical y me dedico a ser profesora de natación. Me gusta lo que hago porque disfruto enseñar, sin embargo también me gustaría poder ejercer como bióloga en algún momento. También soy mamá de Ignacio y de Luciana y esposa de Jeffry.


Disfruto muchísimo de los trabajos manuales y me encantaría tener más tiempo para inventar y por ahí hacer algún proyecto que me genere algo más, ¿ por qué no?


Me encanta el campo y la playa, tal vez cuando esté más viejilla me pueda ir a vivir por ahí lejos sin mucha cosa, ¡que rico!


Con la llegada de la pandemia me quedé sin trabajo, entonces hubo que pensar qué hacer. Chubascos es un pedacito de mi vida porque ahí está mi abuela. ¡Imagínese! Aunque no está físicamente nos sigue cuidando y dando tanto....Y sí, en este momento nos salvó.

Estoy feliz empacando y repartiendo. Cuando voy para arriba agradezco tanto tener al restaurante y a una familia empunchada que no le afloja a nada. Por eso aquí seguimos llevando comida a todo lado. Me ilusiona armar el “paquetito” e imaginar cuando llegue a esa casa y ¡sorpresa!! Comida deliciosa!!

Gracias a este trabajo voy cumpliendo con obligaciones económicas y no me falta nada!"

El costo que se paga por el a domicilio va íntegro a los repartidores y repartidoras del restaurante, Dani, es una de ellas. También es una de las encargadas de empacar cada una de las porciones y bajarlas desde Fraijanes hasta Alajuela donde se distribuyen por rutas los otros repartidores.

A menudo también ayuda como anfitriona cuando el restaurante puede abrir. Es una persona que se caracteriza por su serenidad, amabilidad y espíritu positivo. Sus cualidades para el liderazgo son innegables.

Quienes ayudan a sostener el negocio con su trabajo tienen tras de sí historias de vida tan distintas como fascinantes. Han asumido con entusiasmo la tarea de llevar la comida a la casa de los clientes y son además, parte de la familia.

El trabajo de Daniela lleva incluido para mucha gente el valor de no tener que salir de su casa en estos tiempos complicados.

Con su apoyo cada cliente está ayudando a sobrellevar la situación económica de cada mensajero y mensajera que al igual que Daniela vive el día a día con la incertidumbre de no saber qué va a suceder con sus vidas y sueños y sobre todo con su familia.

Cada vez que veamos a una persona repartiendo comida a domicilio, en bici, en carro o en moto, preguntémonos quién es esa persona y por qué hace lo que hace. Sus historias serán siempre inspiradoras. En cada una hay dignidad, orgullo y esperanza. Apoyémosles. #empatia #delivery #comidaadomicilio #restaurantes


31 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica