• Humanos de Costa Rica

Servicio con Pasión

Actualizado: sep 4


Algo sobre Frescia, naranjeña de corazón, madre de 3 hermosos hijos y apasionada con mi trabajo.


En 1996, inicié mi práctica profesional en Hotelería. Con mucho temor ante esta nueva experiencia, muchas ganas de aprender, pero sobre todo con la posibilidad de quedarme trabajando.


Me esmeraba día con día en seguir la línea de aprendizaje, se tenía que rotar en todas las áreas del hotel, ama de llaves, mantenimiento, lavandería, operaciones, y llegué al departamento de ventas, veía a las ejecutivas, señoras de muy buena presencia, pensaba “que hacían”, eran el motor del hotel.


Ventas no me gustó al principio porque solo sacaba copias, yo quería aprender. Externé mi disgusto con la gerente de recursos humanos, finalmente conseguí que me explicarán el trabajo de aquel departamento, sin saber que ahí iba a desarrollar mi mayor pasión, El servicio al cliente.


Trabajé por 22 años en ese hotel, fui escalando en varios puestos, secretaria, asistente de gerencia, ejecutiva de planta y ejecutiva de ventas. En este tiempo me casé, tuve mis primeros 2 hijos José Pablo y Lucia y un mal matrimonio. Me divorcié, posteriormente inicié una nueva vida en pareja con mi compañero, y apoyo: Carlos, nació mi pequeño Juan Carlos.

Llega el día que no esperas, el 30 de enero del 2018, ya no encajas en el esquema de “algún director” y me despiden. Mi mundo, se derrumba en ese momento. Pensaba en tantas cosas, nunca había ido a una entrevista de trabajo, no tenía curriculum actualizado, con 40 años quien te va a contratar, 3 hijos, una hipoteca, me espanté, gracias a Dios, en menos de una hora, ángeles llegaron a mi puerta y se puede decir que ese mismo día tenía 3 trabajos donde escoger.


Después de esa patada en mi zona de confort, puedo asegurar que he dado un vuelco total a mi vida, se que donde quiera que trabaje la forma en que trates a las personas es la clave de todo.


Mi pasión es ver como los clientes terminan felices con el servicio brindado, unos novios, una quinceañera, una futura mamá, el encargado de un evento corporativo, todos satisfechos porque lo que confiaron en mis manos, salió como lo esperaban. Llevo la consigna, de que no es un evento más para mi…. Es, el evento que cada cliente desea que sea inolvidable.

Me encanta fomentar el trabajo en equipo, de nada vale si solo una persona hace bien su trabajo si todos los demás no hacen con pasión su parte. La base del servicio al cliente es transmitir confianza en las personas, primero con nuestros clientes internos para satisfacer las necesidades del cliente externo, no solo en hotelería sino es ley de vida. Ir más allá de lo básico, cumplir expectativas y porque no, sobrepasarlas.


Con la Pandemia he sentido temor, estoy con reducción de jornada. Como persona creyente en Dios, confío que al final él nos está forjando para ser mejores personas, papás, hijos, amigos, vecinos.

¿Qué es lo mejor de este tiempo? Estar en casa con mis hijos, ser maestra de tiempo completo, aunque a veces quisiera salir corriendo. Es cumplir un sueño, que había pospuesto, con el apoyo de mi familia, mis papás, hermanos inicié la Maestría en Administración, siempre hay algo positivo ante la adversidad.


Quiero transmitir a futuras generaciones mi pasión, para que en el momento que deban dar un servicio lo hagan con amor, entrega y de corazón, no solamente por un salario. Les aseguro que todo lo bueno que hagamos se devuelve.


Finalizó con esta hermosa frase…. “El que no vive para servir, no sirve para vivir”.

Madre Teresa de Calcuta.


25 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica