• Humanos de Costa Rica

Reconstruírme Después del Cáncer


Reconstruírme Después del Cáncer. En setiembre de 2017, a un mes de mi cumpleaños, recibí la peor noticia de mi vida: tenía cáncer de mama en etapa intermedia.

Mi hija tenía dos años y aún tomaba pecho cuando recibimos el diagnóstico, así que la primera medida drástica que tomé fue suspender la lactancia. Luego vinieron más cambios: cortarme el cabello, cambiar mi rutina laboral por incontables citas médicas.

En menos de dos meses ya me habían realizado una infinidad de exámenes y procedimientos y empecé un desafiante tratamiento de quimioterapia. Luego de la primera sesión sólo pude tener cabello por dos semanas porque se me caía de manera descontrolada y en medio de un montón de lágrimas me lo raparon.

Pasé navidad, año nuevo, vacaciones, semana santa y un montón de fechas especiales en casa, con los efectos de la quimioterapia y con la gran inquietud de no saber cómo finalizaría todo esto.

El proceso de curación no fue lineal. En medio de la incertidumbre por la enfermedad experimenté más pérdidas y acontecimientos que tumbaron mi ánimo, como haberme quedado sin trabajo. Si bien es cierto que daba lo mejor de mí para superar la situación, ya a estas alturas mi voluntad estaba muy minada.

Pero un día, gracias a Dios, el sentido común me habló: ¡no podía continuar de esta manera! Y entendí que la primera batalla que debía ganar era la de la mente. Llegar a esta conclusión me liberó y me hizo tomar conciencia de que debía asumir el control no sólo de mi salud, sino de mi vida.

Hice un gran trabajo interno que me aclaró el camino y los pasos que debía dar para sanar interna y externamente y reconstruirme.

En primer lugar, puse en orden mi vida espiritual. De ahí tomé la fortaleza y el enfoque necesarios para reconstruir las demás áreas de mi vida, porque tuve que hacer un recuento de los daños y de todo lo que perdí con la enfermedad. Pero también descubrí que había ganado muchísimas cosas valiosas.

Dos semanas después de la tercera intervención quirúrgica, recibí la tan ansiada noticia ¡ya no había evidencia de la enfermedad! E inicié mi formación como Coach Certificada.

Hoy, un año después, con mucha gratitud hacia Dios y hacia las personas de buen corazón que me han acompañado en este proceso, fundé mi empresa “Nájera Coaching”, desde la cual apoyo a personas, empresas y organizaciones a gestionar los cambios y las crisis y a alcanzar sus objetivos personales y profesionales.

También soy voluntaria y me formé para apoyar a pacientes de cáncer y a sus familias desde mi experiencia como paciente y también como Coach.

Con esta durísima experiencia he concluido que las crisis pueden ser el final de todo pero, con la mentalidad correcta, pueden ser el inicio de la vida que siempre hemos deseado vivir y que por la carreras diarias o por falta de valentía, posponemos o abandonamos. Yo soy testimonio de ello.


6 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica