• Humanos de Costa Rica

¿Por qué, para qué y para quién?


Cuántas valiosas historias sin contar, nunca serán observadas, leídas ni escuchadas por otros, se las llevará el tiempo sin testigos. Espero estas historias te sean de utilidad, ya sea como recordatorio o motivo para que tú también compartas tu esencia con otros, parte de tu legado.


Antes que psicólogo, la persona profesional en salud mental es persona, y como personas, somos vulnerables y mortales. Si bien en diversas ocasiones he dudado de mi valía y relevancia en el mundo, siempre han habido recordatorios, tanto sutiles como directos, que me vuelven a conectar con mi sentido de vida.


El recordatorio que más me ha conmovido hasta hacerme llorar de felicidad y reafirmación, ha sido una fotografía que me envió una paciente que tuve, en la que se observan ella y su hija caminando de la mano hacia el mar, asimismo enviándome un correo posterior, dejándome saber que estaba celebrando su primer aniversario de abstinencia a conductas adictivas, lo cual era su meta inicial tiempo atrás.

Actualmente, entre mis diversas pasiones, soy psicóloga voluntaria en el 911, trabajando en el Despacho de Apoyo Psicológico, el cual responde a la necesidad nacional de acceso a apoyo profesional ante situaciones de emergencia y mucha desesperanza, como lo es nuestro capítulo global actual, el COVID-19.


A quienes nos contactan siempre los felicito por hacerlo, ya que aunque vienen de una posición de sufrimiento, tuvieron la valentía de decidir hacer esa llamada, mostrarse vulnerables, humanos, y buscar luz cuando la oscuridad no les ha permitido continuar con claridad, sanidad y fluidez.


Considero que nadie en este planeta ha estado exento de ser violentado de alguna u otra manera, por lo que si podemos ser amables y asertivos antes que nada, seámoslo, claro, sin dejarnos abusar por otros.


Si puedo dedicar mi vida a impactar de manera relevante en la disminución del sufrimiento en la humanidad y el medio ambiente, e inclusive sumarles bienestar, en mi caso, allí encuentro mi sentido.


Independientemente de nuestra vocación, creo firmemente que todo humano tiene el potencial, derecho y deber, de brindar a otros sus talentos, capacidades y unicidad. Recordemos, somos seres sociales, crecemos junto con otros.

Ser emprendedora e innovadora social es a lo que deseo poder llegar a dedicarme, solucionar proactivamente problemas locales y globales bajo una línea humanista, científica, ética, justa y sostenible, insistiendo que sin salud mental, sin sabiduría en competencias mentales necesarias, para evitar ser dañinos para nosotros y los demás, seguiremos poniendo "curitas" a enormes heridas históricas de ciclos cotidianizados de insanidad mental y sus muy perturbadoras consecuencias.


Recordemos por qué, para qué y para quién hacemos lo que hacemos. No nos permitamos perder el rumbo de nuestro llamado y acostumbrarnos a vivir en arrepentimiento por no ser ni hacer. Te invito a que construyamos y exijamos un mundo mejor, donde la paz sea la constante y no la excepción. Cuidémonos de distraernos, adormecernos y atiborrar nuestra mente de un consumismo seco, carente de vida, amor y conexión.



6 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica