• Humanos de Costa Rica

Nuestros Milagros


Carlos y yo nos casamos en el año 2004. Desde el principio de nuestro matrimonio queríamos tener hijos. Empezamos a intentar, pero pasó un año y nada.

Decidimos ir al médico y luego de realizarnos unos estudios nos dió la noticia, fue un balde de agua fría para ambos, el médico nos dijo “ustedes son ambos estériles, no van a poder tener hijos nunca, por lo menos no naturalmente”.

La noticia no fue nada fácil de asimilar, lloramos y nos preguntábamos una y mil veces ¿por qué? ¿Por qué aquello que tanto queríamos se nos lo negaba? Sólo queríamos amar y la respuesta era no.

Con el tiempo tuvimos que aprender a vivir con esa realidad, pero al mismo tiempo permanecía en ambos la fe y la esperanza de que un milagro sucedería.


En el año 2007 mi suegra y yo hicimos la romería, pidiendo una vez más por ese milagro. En noviembre de ese mismo año el milagro sucedió ¡estábamos embarazados! No podíamos creer que aquello por lo que tanto soñamos y habíamos anhelado era ya una realidad.

El embarazo transcurrió normalmente, y en el mes de agosto del año 2009 nuestro príncipe nació, tuvimos un hermoso varón a quien llamamos Dylan Jesús. Nuestra felicidad y la de toda la familia era inmensa.

Nuestra vida con Dylan se transformó en alegría y aprendizaje. Así pasó el tiempo y en agosto del año 2012 ¡quede embarazada de nuevo! No podíamos creer que así, sin planearlo, íbamos a tener un segundo milagro.

Nuevamente tuve un embarazo totalmente normal y en mayo del año 2013 nació nuestra hermosa princesita, Delanye María.

Hoy no podemos ser más felices y estamos súper agradecidos con Dios por el milagro de la vida de nuestros hijos. Ver que ambos son niños sanos y felices ha sido una hermosa aventura de paternidad que vivimos día a día.

Les decimos a todas esas parejas que viven lo mismo que nosotros vivimos que no pierdan la fé, que nunca dejen de orar por ese milagro que sus corazones desean.


4 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica