• Humanos de Costa Rica

Mantenga la Calma


Cuando terminé mi carrera como psicólogo me encontraba trabajando en un call center, de ahí pasé a trabajar en diferentes lugares en Recursos Humanos, pero recuerdo que en ocasiones sentía que no me sentía feliz, el principal pensamiento que tenía era, "no naciste para hacer esto", pero como todos, necesitaba el dinero. 


En un momento determinado, terminé afectado por el desempleo por un período muy largo, en ese período al principio muy asustado por el dinero, aproveché para hacer las cosas que más me gustan, caminar, leer, yoga y para evitar que mi estado de ánimo decayera, empecé a practicar la meditación a diario. 

Este proceso me ayudó a entender que lo que siempre había buscado era la felicidad, sólo que estaba confundido con lo que pensaba que era felicidad para mí, pensaba que eran lujos, reconocimiento y prestigio, pero al verme desempleado y sin dinero y aún así siendo feliz, me di cuenta que mi felicidad era la calma, el poder estar tranquilo en mi interior, sin importar lo que pase afuera. 

Curiosamente después de este proceso, se me presentaron una serie de eventos muy afortunados, tanto que ahora tengo mi centro terapéutico, donde ofrezco yoga y meditación, con el fin de poder compartir con más personas, esto que me hace tan feliz: ¡el arte de la calma! 



9 vistas0 comentarios

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica