• Humanos de Costa Rica

Las Circunstancias te Marcan pero no te Definen


Nací casi 7 mesino. Pasados los 7 meses de embarazo vine al mundo y en un estado de debilidad respiratoria no severo, pero que me afectaría por años. El doctor, que era además mi tío, le contó a mi madre meses después de mi nacimiento, que cuando me vio salir con un tono anaranjado en mi piel él lo que sintió fueron ganas de volverme a meter y esperar mes y medio más.

"Nací casi 7 mesino"

Los primeros 7 años de mi vida fueron agridulces a nivel físico. Vivía en el Caribe y tenía mucho espacio para jugar y correr... Pero cada vez que salía a jugar en las tardes regresaba con ataques de asma. Las visitas al "frío" de San José me afectaban más. Cada visita a casa de mis abuelos en Curridabat implicaba visita de emergencias al Hospital de Niños. Con tan solo 4 años yo ya me sabia el protocolo de emergencias respiratorias. Era una agonía!

Mis padres estaban resignados que así sería mi vida hasta que fuera adulto y tuviera el sistema respiratorio más fuerte.


A los 9 años mis padres me metieron en un grupo de natación. Los pediatras dijeron que no había mucho más para hacer conmigo y mi debilidad respiratoria. Quizás eso ayudaría. Y así fue. Empecé a mejorar.

Yo siempre he tenido una personalidad competitiva, así que pronto empecé a competir. ¿Y adivinen que...? Perdía siempre! En todas la competencias por 3 años de entrenamiento llegaba entre los últimos. Pero eso hizo que quisiera entrenar cada vez más duro. Me levantaba solo a las 4am e iba solo a la piscina a entrenar. En las tardes que no había clases de natación, me iba a correr o andar en bicicleta.

A los 12 años recibí un regalo que cambió mi vida: un juego de mancuernas que traía un manual de ejercicios. De ahí en adelante me llamó mucho la atención aprender qué músculos se fortalecen con cada ejercicio (actualmente soy fisioterapeuta, entrenador y profesor de yoga). Así que empecé a hacer los ejercicios del manual de mis mancuernas, nadar en la mañana, correr en las noches, salir en bici los fines de semana (escapado).

Al final de ese año, empecé a hacer podio en algunas competencias y a mis 13 años gané medalla de oro en Juegos Nacionales. Ahí entendí 2 cosas:

  1. Las circunstancias te marcan, pero no te definen.

  2. No darse por vencido funciona

Pasé de ser el niño débil y enfermizo a competir y de adulto he hecho carreras de mountain bike en 3 continentes, triatlón (Campeón Nacional 2018), campo traviesa y atletismo patrocinado por varias marcas.


Mi compromiso es ayudar a todas esas personas que tienen deseo por mejorar a creer en sí mismas y si mi historia puede inspirar a alguien, valió la pena contarla.




37 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica