• Humanos de Costa Rica

La Montaña una Fuente de Libertad


El camino de la montaña como el de la vida no se sube con las piernas sino con el corazón “.


Para mí ha sido la montaña el abrazo, el espacio seguro y amoroso en el que he logrado aceptarme, soltarme y  donde he aprendido a ir creando la mejor versión mía, a reencontrar mi fuerza,  la claridad y descubrir cada vez más quien SOY.  


Muchas de las montañas que he subido y bajado me han ayudado a subir y bajar montañas internas. Gracias a estas experiencias he dado saltos gigantescos en mi vida, quitado barreras autoimpuestas y logrado una mayor claridad para reescribir mi historia y la realidad que estaba viviendo.  


Chirripó ha sido una de esas montañas, todas las veces que la he subido y bajado me ha ayudado a construir una mejor vida. Es sin duda la montaña que los costarricenses podríamos aspirar a subir al menos alguna vez en nuestras vidas.

La montaña se sube un paso a la vez y así vas logrando avanzar ese camino que te llevará a la cima. Es de lo más bonito que se puede vivir, una experiencia profunda que de fijo, puede llenar toda una vida. Y luego al bajarla el sentimiento es amplio y se disfruta el logro.

La montaña es además un lugar de paz, de naturaleza y aire puro, de hermosas experiencias con amigos, es la mejor terapia que he encontrado en mi vida. Hacer “hiking” para mí es uno de mis principales alimentos: me lleno de energía y de gozo y de vida. 


Tengo además la fortuna de compartir mi pasión con un grupo de amigos montañistas a quienes he ido conociendo a lo largo de los años gracias a mis queridos amigos y guías de montaña Warner y Thessa con quienes cada semana visito los cerros de Escazú y otras montañas de Costa Rica ( cuando no estábamos en cuarentena).

Con Warner Rojas ( mi maestro de montaña y primer costarricense en subir exitosamente a la cumbre del Everest en 2012 ) planeo subir próximamente algunas montañas en otras latitudes. (Este año tuvimos que posponer estos planes debido a la pandemia).


Yo también practico el montañismo como deporte, es el que más me gusta y es un generador de una gran fuerza y condición física.  También es una actividad recreativa para disfrutar, explorar  y amar la naturaleza. Y como les he contado en esta historia, la incomparable sensación de alcanzar una cima tras un esfuerzo se entrelaza con las incontables aventuras que se esconden en la belleza de sus paisajes.

Si en algún momento de sus vidas necesitan moverse, reencontrarse, avanzar, lograr alcanzar metas, les recomiendo visitar la montaña. Subir una montaña será sin duda una experiencia transformadora…


Y si solo quieren estar muy cerquita del cielo y elevar una oración, un agradecimiento o respirar profundo, una montaña es sin duda el lugar más sagrado para hacerlo. Muchas gracias por ser y estar, un abrazo con mucha buena vibra. Alejandra.


5 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica