• Humanos de Costa Rica

La Importancia de Proyectar Luz


Soy Glori, tengo 25 años y, ante todo, me considero una ser humana. En el cuentito que me digo en mi cabeza antes de dormir me gusta ver a las personas como seres que están llenos de luz y que esa luz es la energía que nos mueve a vivir y experimentar cosas, buscar con curiosidad y aprender.


Me considero una persona curiosa, altamente sensible y la forma en que decido enfrentarme al mundo es a través de la empatía; me gusta decir que es la brújula que me guía, con la que me muevo por la vida.


A los 17 años decidí estudiar medicina, sin saber muy bien las responsabilidades que más adelante me haría sentir el tomar esta decisión. A los 17 años me comencé a formar en algo que más adelante se convertiría no solo en mi carrera profesional, sino en la herramienta que me ayudaría a conectar con las personas, que, al final del día, para eso debería servir el título, ¿no?

Pues bueno, el título llegó este año en medio de un caos mundial causado por un enemigo invisible a los ojos. A mí me causó un montón de sentimientos, todos muy extremos, todos muy enriquecedores.


Es que mi parte científica se emocionaba al ver cómo algo tan grande, como las enfermedades de las que había leído antes en libros, estaba sucediendo en tiempo real, pero a la vez mi parte humana fue a poquitos desmoronándose con dudas e incertidumbre - qué montón de cambios, qué montón de miedo en el aire, que intenso cómo todo puede cambiar de un momento a otro sin avisar. 


Comenzó entonces un estira y encoge emocional - calma, angustia, tristeza - pero lejos de ver todo esto como algo negativo, fui poco a poco aprendiendo a aceptar estas emociones, a preguntarles qué tenían para enseñarme, a sentirme cómoda con la realidad de la fragilidad humana. 

En este proceso de auto aceptación, y en medio del montón de información y recetas mágicas para curar y proteger la salud, me enfrenté a un término que me gustó mucho: “salud autogestiva”, al leerlo se vuelve casi una responsabilidad, un deber con una misma el ser participante activa en el proceso de salud; esta vez para mí no solo como alguien del gremio de ciencias de la salud, sino como ser humana que sabe mejor que nadie cómo funciona su cuerpo, que decide no ignorar los síntomas sino sanar a través de ellos con amor, atención y paciencia. 


Así, en medio de un caos personal y mundial, en compañía de mi mejor amiga, nació Proyectando Luz, como un medio de sanación que va más allá del bienestar físico, el cual es muy importante, pero no se limita a solamente eso. La verdadera sanación es cuando logramos poner en balance también nuestras emociones, el entorno que nos rodea, nuestra mente, nuestras relaciones interpersonales y con nosotros mismos, cuando la luz que llevamos dentro sale, ilumina y se expande. 


5 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica