• Humanos de Costa Rica

Gané la Carrera de la Vida


“¡Hemos ganado!”, dijo Josué al reencontrarse con su mamá en el emotivo final “La Vida es Bella”. Ingenuamente, el personaje pasó por todas crueldades del Holocausto Judío junto a su padre creyendo que era un juego y lo ganó.


“He ganado”, me lo repito también cada día porque a pesar que la vida nos rompe, aprendí a ser fuerte y feliz en los lugares rotos.


Mi niñez fue una de las etapas más hermosas de la vida, me encantaba correr, a pesar de padecer de asma y morir casi un día por un ataque (más adelante les contaré cómo la vida me dio la oportunidad de desquitarme).


Siempre me caractericé por ser una persona terca, muy sensible y portar una sonrisa perenne a pesar de las circunstancias.


Fui muy apegada a mi mamá, viví con el temor de perderla a los 8 años, pero un transplante de riñón nos permitió compartir 22 años más juntas. Durante ese tiempo, tácitamente su fortaleza me preparó para lo que vendría y el temor se hizo real hace 5 años cuando en el Alba (como su nombre) falleció en una cama del Hospital Calderón Guardia, no sin antes prometerle que seguiría adelante.

Soy amante de la Comunicación Colectiva y los idiomas (profesora de inglés y en la lista van francés, italiano, portugués y francés). El primer año en la Universidad de Costa Rica ni dormí para alcanzar aquel 9.4 de promedio para trasladarme a mi amado Periodismo, luego me dieron otro título más por graduarme con honores, pero el honor estuvo en perseverar por las circunstancias porque el ego académico no es lo mío y los reconocimientos tampoco, aun así agradezco a la gente de mi cantón de Alvarado por reconocerme como una mujer destacada producto del esfuerzo académico, deportivo y la defensa de los derechos de género en el 2016.

Desde estudiante, la televisión me cautivó y empecé como asistente en los programas del Canal UCR de la Universidad de Costa Rica relacionados con derechos humanos y la comunicación institucional, después como periodista del informativo.

Investigar, hablar con la gente y “ponerme en sus zapatos” son tareas que me apasionan y hacen de la comunicación una labor de servicio. Actitud que mantengo a la fecha como comunicadora de una organización no gubernamental que vela por los derechos humanos.

Luego siguió la espinita de ver la comunicación como un proceso y seguí con la licenciatura en Comunicación Estratégica.


La enseñanza del inglés no la dejé de lado y hace poco me despertó el interés por publicar un libro didáctico infantil para el aprendizaje de una segunda lengua con limericks y short stories divertidas.

El atletismo ha sido mi pasión desde hace 13 años, como diría Amy Hastings Cragg cuando corro “I breathe in strength and breathe out weakness.” Me iba relativamente bien en las carreras, por lo menos quedaba entre las primeras 20 en femenino. Pero empecé a salir de esa “zona de confort” después de la muerte de mi mamá porque le prometí correr una maratón y literalmente “no colgaré las tennis” de esta vida sin hacerlo (terca como siempre).

2019 fue un año particularmente difícil por muchos aspectos personales, pero la vida y Dios me llevaron a UNA Maratón, el equipo de atletismo con los seres humanos más empáticos y un entrenador que se convirtió en amigo y consejero.


Cumplir el plan de entrenamiento, la reunión semanal en la pista de atletismo y el apoyo de mi hermana y mi padre se convirtieron en el soporte vital para evitar caer en depresión.

Y “gané” porque en ese mismo año quedé entre los primeros 10 lugares en las 4 carreras corridas y obtuve el primer lugar en mi categoría en los 21 km de la Marathon San José Costa Rica. Depresión 0- Julieta 1:41:47 a 4:45/km.


¡Gané! Porque “esta vida duele, a veces cansa, a veces hiere, no es fácil, no es coherente, pero a pesar de todo, la vida es bella”.


140 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica