• Humanos de Costa Rica

Carmbolas - 2 Latioamericanas Afuera de su Charco


Somos Yuls y Dani, diseñadoras de producto, visionarias y emprendedoras. Ambas costarricenses, viviendo en diferentes ciudades de Europa y con más de nueve años de experiencia trabajando en la industria de la tecnología.


Nos conocimos en el 2014, mientras trabajábamos en un Startup en Costa Rica y desde ese entonces siempre supimos que queríamos emprender juntas.


En el año 2019, finalmente decidimos lanzar un proyecto en conjunto: Carambola Design, con el propósito de colaborar con Startups y otros emprendimientos, para ayudarlos a entender y potenciar su propuesta de valor en el mercado, por medio del diseño de servicios y experiencia de usuario.

Más allá de contarles lo que hacemos, hoy les queremos compartir uno de los retos más grandes y del que hemos aprendido montones cuando decidimos cruzar el charco: la soledad.


Las dos hemos experimentado vivir en el extranjero como estudiantes de intercambio en el pasado. Esas vivencias nos motivaron más aún a desprendernos de nuestra madre patria y buscar más experiencias fuera de sus fronteras.


Pero años más tarde, no anticipamos los nuevos retos que nos esperaban. Cuando conocíamos el mundo como estudiantes, interactuábamos con otros que tenían motivaciones similares, éramos más jóvenes y el hacer amigos en la universidad se daba naturalmente.

Para nuestra sorpresa, esta vez fue diferente. Llegamos a un ambiente laboral, donde tus colegas ya tienen su vida, su familia, sus amigos, sus propias relaciones y prioridades.


Nosotras nos movimos de Costa Rica año atrás, en momentos, a países diferentes, pero cuando intercambiamos experiencias llegamos a la misma conclusión: La soledad nos ha ayudado crecer, a identificar mejor nuestras fortalezas, a darnos el espacio que necesitábamos para reflexionar y para demostrarnos que creyendo en nuestros talentos podemos alcanzar nuestras metas.


Ahora somos más fuertes. La soledad nos ha permitido entender mucho mejor el valor de la familia, los amigos, y lo privilegiadas que somos de haber crecido en Costa Rica. Nos ayudó también a nutrirnos de otras culturas, otros pensamientos, visones y a ser más tolerantes.

La soledad no es mala y no debe asociarse solo a momentos de tristeza. La soledad nos ayuda a activar nuestra mente, a ser más creativos y a estar presentes en el hoy y el ahora. Aprender a valorarla es difícil, pero una vez que se entiende en esencia, podemos utilizarla a nuestro beneficio para seguir creciendo personal y profesionalmente. Y lo más impresionante del caso es que al compartir sus enseñanzas con otros, nos damos cuenta que no estamos solas en esto, no somos las únicas.

Así que no tengas miedo a dar el siguiente gran paso en nuestras vidas por evadir la soledad, tomémosla como un regalo, aprendamos de ella y compartamos sus enseñanzas con otros. Pura Vida,Dani y Yuls.




113 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica