• Humanos de Costa Rica

Campesino, PhD


Tengo 20 años, y desde pequeño he pasado mi tiempo libre afuera; en el jardín, en lotes baldíos, jugando y aprendiendo. Nunca fui de jugar video juegos, ni fut; prefería observar el mundo me rodeaba. Debe ser por eso que soy un peligro al volante, ya que me llaman más la atención los árboles al lado de la calle o los pájaros en los cableados que un semáforo en rojo.

Pero es por esta constante observación que nació mi preocupación por la ignorancia y apatía hacia el campo. El mundo se está olvidando de los pequeños productores, de los procesos que nos brindan nuestra comida y de la biodiversidad en la agricultura.

Tengo amigos que no han probado piña, tengo amigos que se rieron que estuviera emocionado por llevar una clase llamada “Relaciones entre plantas y suelos” en la universidad. Las nuevas generaciones hemos crecido completamente alienados del campo, la base de nuestra civilización.

Para cerrar esta creciente brecha entre nosotros y la agricultura, decidí crear un curso en el cual jóvenes de los últimos años de colegio le enseñan a niños de primaria sobre la importancia de la agricultura en temas de nutrición, biodiversidad y transmisión cultural.

Ya implementado en tres colegios, hemos tomado el salto para trabajar con estudiantes del MEP, a quienes les ofrecemos un pequeño curso en línea que les permite cumplir sus horas de servicio comunitario.

Trabajo a través de mi fundación, Fundación Salomón. Nuestra meta es que la agricultura sea vista como un codiciable sector de la economía, que los jóvenes quieran formar parte de este, y que los agricultores puedan ostentar y sacar lucro de sus labores.

Yo quiero que el agricultor sea visto como un empresario, un emprendedor, un comerciante, y no un “simple campesino”.




6 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica