• Humanos de Costa Rica

Aprendamos a Agradecer


Y de pronto te dicen lo que nunca pensaste oír…tu biopsia salió positiva, ¡tenés cancer! No lo podía creer, nunca sentí nada, siempre fuí muy saludable y me cuidaba con mi alimentación y ejercicio, también nadie en mi familia lo había padecido. En un momento, mi vida pasó como en una película, no sabés lo que va a pasar y tenía mil preguntas.


Pero yo tenía la certeza de que todo iba a salir bien, siempre he sido una persona positiva y he comprobado que todo está en la actitud con que tomes las cosas y los problemas de la vida. El dolor no te hace más débil, por el contrario, te hace más fuerte.

"El dolor no te hace más débil, por el contrario, te hace más fuerte"

En esos momentos es cuando ponés en práctica tu fe y esperanza. En el momento que creas que todo va a salir bien tu cuerpo reacciona positivamente con una energía que te sana y por el contrario cuando pensás que todo va a salir mal, probablemente todo se te complica y a tu organismo le cuesta más salir adelante eficientemente, al menos eso es lo que creo.


En ese momento sólo quería que pasara esta pesadilla. En mi mente solo existía un pensamiento y era que tenía una enfermedad por vencer y que Dios siempre estaría a mi lado para ayudarme.


Por supuesto mi familia y amigos fueron parte esencial de mi diario vivir proporcionándome el apoyo necesario y las oraciones que tanto necesitaba para mantenerme en paz, alegre y fuerte.


Empezaron los exámenes y las visitas a los doctores, tenía miedo y no quería contarles a mis dos hijos que en ese entonces tenían 10 y 14 años. No quería asustarlos y decidí esperar los resultados.

Con gran alegría después de que me operaron recibí la grata noticia de que estaba en etapa 0, ¡que alegría! Hoy en día la medicina está tan avanzada que si te encontrás esta enfermedad empezando, tus probabilidades de salir bien son muy altas.

La recuperación después de que me operaron fue muy rápida y luego me pusieron radiación como tratamiento preventivo. Tuve también la bendición de tener excelentes doctores que hicieron de todo este proceso tortuoso algo más manejable.

"Descubrí que la gratitud es la puerta de la felicidad"

Descubrí que la gratitud es la puerta de la felicidad. Cuando nos acostumbramos a dar gracias por lo mucho o poco que tenemos, o vemos cosas lindas a pesar de las tempestades que estemos atravesando, empezamos a ver la vida de un modo diferente, más positivo. Empezamos a tener más esperanza y confianza en Dios. Poco a poco vamos aceptando lo que no podemos cambiar y le vamos dando otro matiz a nuestra existencia.

Aceptar y agradecer lo bueno que ya tenemos en nuestra vida es la base de la abundancia

Sé que en la vida no todo es fácil y a veces se nos pone complicado el diario vivir, pero tenemos que tener la confianza que todo va a estar bien, que en esta vida siempre hay un propósito para todo lo que pasamos. Aceptar y agradecer lo bueno que ya tenemos en nuestra vida es la base de la abundancia. Debemos reconocer los pequeños milagros que Dios nos da todos los días para poder apreciar más el maravilloso regalo de estar vivos.


6 vistas

Sobre Humanos de Costa Rica

Redes Sociales

Suscríbase

 Nuestro objetivo es compartir historias de humanidad de los ticos.  Vivencias de amor, alegría, valentía, admiración, dolor, tristeza y esperanza.

Queremos capturar el alma, esencia y diversidad de todos los costarricenses a través de sus vivencias más profundas.

Creemos que compartiendo las fibras mas íntimas de nuestra humanidad podemos ir tejiendo un lienzo que refleje nuestra idiosincracia. 

 Suscríbase y le avisaremos cuando publiquemos nuevas historias. 

© 2020 por Humanos de Costa Rica